Madrid
22/12/1992

Ritmo, siempre hay que ceder ante el ritmo. Andriuss vive por el baile, el movimiento, el placer.